jueves, 29 de diciembre de 2011

CONSEJOS PARA UNA ENTREVISTA DE TRABAJO

Aquí os dejo unos cuantos consejillos para una entrevista de trabajo. Hay muchos más. Los iré indicando en sucesivas entradas.

  • Lo primero que tienes que hacer es preparar la entrevista. Conoce todo lo que puedas de la empresa y estudia tu currículum. Busca argumentos para defender tus puntos débiles.
  • Ten en cuenta que la primera impresión es la que cuenta, así que deberás cuidar tu aspecto físico.
  • No llegues tarde. Si no sabes llegar al lugar de la entrevista búscalo antes, y sal unos minutos antes por si hay algún imprevisto.
  • Nunca vayas a una entrevista acompañado. Darás sensación de poca independencia e iniciativa.
  • Apaga o silencia el móvil antes de entrar. Debes evitar cualquier interrupción.
  • Ve descansado.
  • Saluda de forma formal y convencional.
  • Sonríe y mira a los ojos del entrevistador.
  • No fumes antes de la entrevista, y no mastiques chicle durante ésta.
  • Deja que sea el entrevistador siempre el que toma la iniciativa, tanto a la hora de dar la mano para saludar, como para sentarse o iniciar la conversación.
  • Cuida tu lenguaje corporal. Siéntate con la espalda recta y no cruces los brazos, no te muerdas las uñas y no mires el reloj.
  • Ve seguro de ti mismo y tranquilo. Piensa que cuanto más relajado estés mejor hablarás y más buena impresión darás. Además, no hay motivo para ponerse nervioso: sólo es una charla con una persona que te quiere conocer. Olvídate de preguntas trampas y otros mitos y contesta con seguridad.
  • Piensa antes de contestar y no hables ni mucho ni muy poco. Tampoco interrumpas al entrevistador.
  • No mientas. Los entrevistadores están acostumbrados a realizar muchas entrevistas, por lo que suelen ser buenos detectores de mentiras. Además, si mientes, es más posible que te pongas nervioso o te contradigas.
  • Muestra entusiasmo por el nuevo trabajo. Es importante que vean que tienes ganas de trabajar y que te gusta la empresa. Aún así, no debes suplicar ni insinuar que necesitas desesperadamente ese trabajo por encima de todo.
  • Procura no hablar mal de las empresas en las que has trabajado con anterioridad.
  • Si tienes dudas puedes preguntar, pero no parezcas prepotente. Eso sí, evita mostrar demasiado interés por las remuneraciones y salarios, ya que da mala impresión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario